Estrategias para la reflexión y la enseñanza: Historias de 55 palabras

Colleen T. Fogarty, MD, MSc.

From the Department of Family Medicine, University of Rochester.

Estas “historias de 55 palabras” son brevísimas piezas escritas que utilizan elementos de la poesía, la prosa o ambos para transmitir experiencias del mundo de la salud y atención sanitaria. Han aparecido en JAMA y Family Medicine y se han utilizado para enseñar medicina clínica y como elementos para el desarrollo personal de los profesores de medicina.  Mediante estas breves historias sus autores y lectores pueden obtener interesantes visiones de momentos trascendentes o simplemente importantes para sus autores del mundo de la salud y la enfermedad y de la práctica de la medicina. La brevedad de las piezas añade un impacto especial tanto al que las crea como al que las lee. Estas “Historias de 55 palabras” pueden usarse con alumnos, residentes o estudiantes, con el objetivo de estimular la reflexión personal sobre experiencias de aprendizaje o pueden ser utilizadas por clínicos como herramientas para promover en su desarrollo personal.

Exámen Físico I

“Te miraré ahora.”

Dubitativo.

Aprieta el manguito de presión, que no se enrosque el cable espiral

¿Por cual parte de la piel?

El boli en mi boca, el fonendo en mis oidos

La cuerda salta y golpea su mejilla…

Necesito otra mano o quizás tres.

“No te preocupes,” digo tristemente.

“No me dan nada afilado.”

Kristen Goodell, MD, Tufts University School of Medicine, Boston

El Paciente

“Quiero que seas mi médico.

Lo he pensado detenidamente.

Prometieron que me curaría.

Sin embargo solo he recibido de ellos miseria.

Me gustaría que estés aquí conmigo y con mi familia.

No juzgues, solo apóyanos y reza con nosotros

Te pido preserves mi dignidad

Antes, me ayudaste a vivir.

Ahora, por favor ayúdame a morir

Uriel Ross Luckie, MD, Pensacola Naval Hospital, Family Practice De­partment, Pensacola, FL

Como escribir una Historia de 55-palabras

1. Piense en una atractiva historia o acontecimiento basado en su experiencia (como clínico, paciente, docente,…).

2. Escriba todo lo que pueda pensar al respecto sobre ella.

3. No la edite, solo escríbala (frases, palabras, recuerdos,…).

4. Déjelo estar (opcional y puede hacerlo en cualquier momento entre el paso 2 y el final).

5. Vuelva a leer lo que ha escrito y empiece clarificando la idea o el argumento que quiere transmitir.

6. Comience la edición, sin miedo.

7. Comparta su trabajo con otros par aver sus reacciones y para que le den feedback.

8. Siga editándolo hasta que consiga las 55 palabras. Use el contador de palabras de word, e incluso manualmente.

a. El título no forma parte del contaje de palabras pero no debería tener más de siete.

b. Las contracciones cuentan como una única palabra.

c. Si elimina artículos (el, un, una) podrá alcanzar major el objetivo de las 55 palabras

9. Si no le es possible cortar más palabras, probablemente disponga de un material que por si mismo sea susceptible de un ensayo más largo o de varias historias de 55 palabras.

10. Dada la brevedad, el formato marca la diferencia. Experimente con la longitud de la línea, las indentaciones o un uso variado de los especios en blanco.

     

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *