Junio 2022: Pensar críticamente en Educación Médica

El Pensamiento crítico es una habilidad clave para la educación médica y la atención sanitaria, con este título Doctutor trae para este número de Junio 2022, cuatro interesantes colaboraciones que resaltan desde diferentes perspectivas la importancia de formar médico/as y enfermero/as en el uso de una forma de pensar que se ha denominado pensamiento crítico. Con ese mismo título iniciamos el Boletín de Junio resumiendo un interesante informe que refleja las conclusiones de un foro en el que participaron investigadores en educación e investigadores de servicios de salud para explorar oportunidades para la colaboración y el aprendizaje entre sectores diferentes (sanitarios, educativos, etc). Este grupo incluyó a personas de ámbitos e intereses muy diversos: política y prácticas basadas en la evidencia, con experiencia en diseño de evaluación, metodología de revisión, teorías cognitivas y de pensamiento crítico/evaluación, lo que resalta la transversalidad de sus conclusiones. En Pensamiento de diseño en la educación médica: características clave y aplicación prácticahemos traducido el interesante artículo de John Sandars y Poh Sun Goh que sobre el concepto de “pensamiento de diseño” (Design Thinking), como variedad del pensamiento crítico, se está popularizando en amplios y variados sectores, entre ellos el de la Educación Médica. El “pensamiento de diseño” es un proceso que se aplica tanto a la creatividad como a la innovación para desarrollar y aplicar productos novedosos. El proceso de pensamiento de diseño también mejora las habilidades del propio pensamiento de diseño que son esenciales para la vida personal y profesional en un mundo complejo. Precisamente, la atención médica se enfrenta cada vez más a problemas complejos, y la educación de los médicos actuales y futuros en el pensamiento de diseño representa un desafío curricular importante para todos los educadores médicos, especialmente los clínicos. Estos deberán mejorar sus propias habilidades de pensamiento de diseño para que puedan responder de manera efectiva a este desafío. Como una aplicación a la práctica clínica, en la colaboración titulada Pensamiento Crítico y Razonamiento Clínico en Enfermería”, Antonia de Lacalle, enfermera de Enlace del Servicio Andaluz de Salud, nos presenta algunas de las estrategias prácticas de la aplicación del pensamiento crítico en el proceso de razonamiento clínico del profesional de enfermería. Para ello utiliza el término “pensar como una enfermera” introducido por Christine Tanner en 2006, y resalta el hecho de que para pensar como una enfermera, es útil conocer lo que se entiende por pensamiento crítico y razonamiento clínico. Esta colaboración examina la influencia del pensamiento crítico y el razonamiento clínico en los cuidados de enfermería. Ambos términos describirían procesos mentales que utilizan las enfermeras para asegurarse de que están haciendo un buen razonamiento y una buena toma de decisiones. La autora ofrece ejemplos sencillos y concretos de la aplicación de estos conceptos a la práctica de la enfermería. Finalmente cerramos este número con una nueva narrativa clínica de Augusto Blanco que enArgentina nos revela la sutiliza y la dificultad que existe en el manejo de aquellas situaciones que afectan a la intimidad de los pacientes en la consulta y que exigen del profesional una forma de comportarse que revela un pensar y un sentir de nivel superiores que bien podrían ser llamado “pensamiento-sentiente” (en merecido homenaje a dos de nuestros maestros en el tema: Rof Carballo y Albert Jovell). “Pensamiento-sentiente” crítico y afectuoso, el que se merecen nuestros pacientes y ante los cuales no siempre podemos responder como nos gustaría.



     

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.