Morir en casa.

Médico/a de atención primaria anónimo/a

Hace pocos días un paciente de 94 años de edad (mi paciente desde hace 26 años) me comentó que tenia malestar fiebre y tos. Lógicamente hice una valoración inicial y le comenté que los síntomas podían ser de coronavirus y que al mínimo, mínimo empeoramiento tenía que ir al hospital y que por supuesto me iba a ir a verle a su casa. Me contestó, no venga…no sea que encima le pegue «algo». Le hacia seguimiento telefónico y en una de las conversaciones me comentó: «no quiero ir al hospital, tengo miedo de morir sólo, lleno de tubos y en un rincón..». …pasaron los días, insistía en ir a verle…y él a negarse, hasta que una mañana cuando iba a ir a verle más que nada para acompañarle («se ponga como se ponga me voy a presentar en su casa») falleció. Pero él ganó, se murió en su casa, en su cama, con la mano cogida por su esposa, y no lleno de tubos y en un rincón, como él decía. ¿acaso le hubieran intubado y puesto un respirador, dada la edad? Fue dueño de sus actos hasta el último momento y decidió por si mismo.



     

1 respuesta

  1. ARB dice:

    Una historia tan humana como real. Muchos pacientes nos ayudan a integrar la muerte como una parte mas de nuestra biología. Quizás los profesionales podamos aprovechar estas oportunidades de aprendizaje que nos ofrecen situaciones como la que nos describes. Gracias por compartirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.