La Narrativa de “Los relatos de médicos” de William Carlos Williams

Mª Pilar Arroyo. Médica de Familia. Centro de Salud Huarte (Navarra)

Resumen: La autora, una médica clínica, hace una semblanza de este médico poeta resaltando paralelismos entre lo que WC Williams expresa en sus obras y la experiencia como médica de la autora, resaltando así como la experiencia común de ejercer la medicina se convierte en inspiración para el arte y la reflexión 

The Narrative of “The stories of doctors” by William Carlos Williams

Abstract: The author, a clinician, makes a portrait of this poet doctor, highlighting parallels between what WC Williams expresses in his works and the author’s experience as a doctor, thus highlighting how the common experience of practicing medicine becomes inspiration for art and reflection

Ligado al interesante abordaje planteado a la importancia de la Narrativa en Medicina, se me ocurre enviar la referencia de William Carlos Williams (Rutherford, Nueva Jersey 1883-1963), tanto por el interés de sus textos como para hacernos eco de alguien poco valorado en vida, como consta en los textos presentados.  Profesional dedicado en paralelo a la Medicina y a la literatura… “Nunca he sentido que la medicina interfiriera en mi labor como escritor. Antes bien fue mi alimento y mi bebida, la cosa misma que hizo posible la escritura” … “No parecen entender que un oficio complementa al otro, que son dos partes de un todo, que no son dos oficios separados, sino que uno descansa al hombre que el otro oficio fatiga”. 

En sus escritos incluyó prosa y poesía. Su compromiso vital con ellas rigió su manera de vivir y su existencia. Para Williams, la experiencia no existe objetivamente hasta que se encarna en el lenguaje. El médico receta, entre otras cosas, palabras.

Según él, el poeta descubre como el médico ante el paciente, lo universal en lo particular y le adscribe una palabra. La antena del poeta y los aparatos detectores del científico operan del mismo modo.

Invitado por sus compañeros en algún congreso, le podían la timidez y la humildad. No conoció el éxito literario en vida (pagó las primeras ediciones de sus libros), a pesar de sus muchos trabajos (unos 30 libros) …en 1963, a título póstumo, recibió el Pulitzer y la Medalla de Oro de la Poesía por el National Institute of Arts and Letters y que, cada año, concede un premio que lleva su nombre por la Poetry Society of America.

El texto de J. Laughlin comenta y liga sus trayectoria personal y literaria. Acceso al autor: “Una modesta casa de madera, no muy grande, …asentada en un pequeño declive sobre el nivel de la calle y junto a la puerta un pequeño letrero: Ridge Road#9. W.C.Williams. Médico. Favor de tocar el timbre” Comenta que anotaba sus poemas y notas en las libretas de prescripción médica y tomaba apuntes según realizaba su tarea asistencial…y, por las noches, escribía sus obras…” arrullando a sus hijos con el teclear de la máquina de escribir”.

Sus pacientes fueron en su mayoría indigentes, iletrados…pero supo muy pronto que eran individuos rebosantes de vivencias a recordar y de ideas compartir en sus visitas. En cada consulta, realizaba un descenso a su propio interior y así decía: “nada mejor que un paciente difícil para conocernos a nosotros mismos

Los CUENTOS, incluyen los Relatos de Médicos y otras historias y algunos poemas, si bien, su obra poética mayor parece fue editada con el título de PATERSON (*), con varios volúmenes a lo largo de su vida y con una tipografía particular, comenta J Laughlin.

LOS RELATOS DE MÉDICOS nos ofrecen a estudiantes y profesores una oportunidad de abordar diversos temas de la vida de un médico, incluye retrato autobiográfico. Selecciono alguno de ellos que me han acercado algo más al profesional y a su persona… “Y, quizás, sea esta, al final, la tarea de un médico, tras toda una vida de escuchar atentamente” Recibo este comentario con un eco de peso en mi persona, ya terminando mi etapa laboral, yo también siento que recojo/he vivido múltiples sensaciones en relación a la intimidad y seguimiento en la consulta.

En JEAN BEICKE (nombre de una enfermera), se aprecia su sensibilidad y crítica a una sociedad en la que los niños de situación social más desfavorecida tienen pocas probabilidades de supervivencia y, si lo consiguen, es en pésimas condiciones. 

En LOS DEMENTES, aborda ya la violencia de género y su efecto en la crianza y desarrollo infantiles. Me pregunto y dudo, si hoy somos conscientes de ese efecto y su lacra en nuestras consultas.

En NOBLEZA ANTIGUA, tras una visita en la que no puede recabar retribución alguna, tras la visita a una anciana …es receptivo a compartir el rape que le ofrece su marido. Se pone a su nivel, me recuerda cómo, a veces, pacientes sencillos comparten sus productos caseros conmigo (patxaran, membrillo,).

ENFERMERA Y ASALARIADA, sin embargo, me retrotrae a una experiencia menos agradable. La enfermera defiende lo que la empresa marca, y recuerdo ocasionales disgustos con compañeros de mutuas que nunca ven el origen laboral de un problema de salud…  defendiendo solo el interés de la empresa que los ha contratado.

LA PRÁCTICA DE LA MEDICINA (autobiográfica) me subyuga y recojo textos explícitos que considero nos llegan, como profesional y como interesada, en la narrativa a partir de las vivencias en las consultas. Cómo rescata lo que el paciente transmite, en ocasiones sin saberlo, y el profesional recoge y elabora su propia reflexión más allá del problema de salud, a menudo revolviendo tramas en su interior. 

Es en el trabajo rutinario, diario, donde se revela la satisfacción verdadera del oficio de la medicina; … Yo nunca he tenido un desempeño rentable, me hubiera resultado imposible. Pero el trato efectivo con las personas, a cualquier hora y bajo toda clase de condiciones, llegar a un entendimiento de la más íntima circunstancia de sus vidas …verlos morir o verlos recuperarse cuando estuvieron enfermos, todo eso ha consumido mi vida. Todos me han aportado algo”. Me sumo a esa idea.

“Todos nos hemos visto rechazados más de una vez, …aun cuando sabemos a ciencia cierta que nuestro diagnóstico era correcto”. Expresa algo también cotidiano en nuestra tarea.

“Origen azaroso del material de partida, puede aparecer tanto en una llamada telefónica como en la misma puerta de la clínica”. Creo que es un comentario de interés en la avalancha de consultas no presenciales que vivimos y en las que conviene estar a la ESCUCHA.

POEMA-LOS POBRES

A fuerza de atormentarlos
Día tras día con amonestaciones
Sobre los piojos de sus hijos
El médico de la escuela consiguió 
Primero que lo odiaran.
Y fue gracias a esta familiaridad
Que se aclimataron a él.
Solo entonces
Por fin
Lo aceptaron como su amigo y consejero.

En PATERSON (*),  cinco volúmenes a lo largo de su vida ( 1946 a 1958), y unos fragmentos recogidos como apuntes tras su muerte. 

(*) De I Wanted to Write a Poem : “ Siempre supe que quería escribir un largo poema pero no sabía qué hacer hasta que me llegó la idea de un hombre identificado con una ciudad……¿Qué ciudad?…Sabía de Paterson, incluso había escrito sobre ella. De pronto descubrí que había dado con algo. Las cataratas eran espectaculares; el río era un símbolo puesto en mis manos…Este era mi río y yo iba usarlo. Yo había crecido en su ribera

La tipografía particular de los escritos en Paterson, comentada y valorada por los críticos, expresa la anarquía que nace de su libertad. No están ligados a su tarea profesional tan claramente, deja claro que es una vida que sigue y discurre como el rio que atraviesa la ciudad/el hombre y sus cascadas y serpenteos a lo largo de su cauce…Intercala historias de la población, encuentros, sucedidos con conocidos o personas populares en Paterson, con poemas como el que finaliza los apuntes de su sexto libro:

Lucy tenía un útero
como cualquier otra mujer
su padre la vendió
así me lo contó 
a Charlie
por 3 cientos dólares
no sabía ni leer ni escribir
recién salida del
viejo país
no había tenido sus cambios aún
yo la asistí en 
sus 13 niños
antes de que ella apareciera
ella era vulgar
pero fieramente leal a mí
tenía una amiga
la señora Carmody
una irlandesa 
que podía contar un cuento
cuando estaba un poco colocada  

           “Existen vidas enteras sin asistir…a uno solo de los formidables espectáculos que a mí se me ofrecen todos los días”. “He ahí la oportunidad para el terapeuta. El médico goza de una oportunidad maravillosa: la de ser testigo de cómo nacen las palabras…y más allá de lo que nos están diciendo, está lo que nos han tratado de decir”. “Debemos prestarle atención al escritor, porque de alguna manera, ha ido al corazón del asunto”.

GRACIAS Doctor Williams.



     

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.