Son los pacientes los que más nos cuidan (a los médicos)

Susana Moreno. 
Médica de Familia, CS Ciudad Jardín, Atención Continuada en Badajoz

Hace dos días, estando de guardia, mi coordinadora me llamó para ir a valorar a domicilio al cura del hospital, Covid positivo desde hacía 4 días, con clínica (fiebre, tos, rash cutáneo en axilas) en aislamiento domiciliario desde entonces. Ella me dijo comentó: “que vaya M.M para que aprenda a ponerse el EPI”, al rato, sin embargo, “…mejor no, ve tú, que eres más sensata…”. No entendí qué se pretendía de mi, ¿cómo aplicar mi supuesta “sensatez”? ¿qué era lo que realmente quería que hiciese? No recibí aclaraciones al respecto.
Mientras tanto, el celador me pasaba otras llamadas telefónicas.
Decidí después llamar al cura a su domicilio. Eché un ojo a su historial.., 44 años fue lo que de entrada me impresionó. Cogió el teléfono su hermano mayor, viven juntos.
“JJ se esta duchando” -me dijo nervioso. “Se encontrará mejor tras la ducha” -le respondí, “dile que después se ponga el termómetro y en 15 min os vuelvo a llamar”. Una breve pausa y SJ, el hermano, antes de colgar: “estoy nervioso, hace 10 min me acaban de llamar y confirmar que yo también soy positivo”.
JJ me cogió el teléfono, su tono de voz era débil parecía con miedo y cansado: “tengo 38 grados, ha bajado”, “Dime, que mas te notas”, “Estoy mas cansado y las lesiones de la piel en axilas, las tengo en tronco, ingles y cara interna de piernas, son de color violaceo…”.
Ambos pensamos lo mismo, pero no tuve que adelantárselo yo: “si me vas a mandar al hospital, no vengais a verme, no os quiero exponer a tanto virus, cuantos menos de vosotros me veais mejor”.
“Sí, gracias, por lo que me dices, efectivamente, es importante que seas valorado en el hospital, como mínimo una analítica, ¿te parece?”
…Me quedé pensando en tres cosas:
Cómo JJ, muchos pacientes como él son los que realmente nos cuidan.
Los protocolos me están interfiriendo más que ayudando, mejor los escucho y decido sobre la marcha.
Todos estamos asustados pero veo que nuestro miedo no nos sirve de mucho, aunque los entiendo.
Hoy vuelvo de guardia, veré cómo sigue JJ.



     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.