Febrero 2020. Médicos vs médicas: ¡Atención, el machismo gana de largo!

Dedicamos este número de Doctutor al problema oculto hasta ahora de la discriminación profesional de las médicas. Doctutor quiere desde ya contribuir denunciando la situación y dedicándole este número de febrero, donde tres de sus cuatro artículos abordan el problema desde diferentes perspectivas. 

En “La discriminación por sexo en la práctica y profesión médicas, hemos revisado de manera no sistemática algunas evidencias procedentes de estudios de investigación relevantes y actuales sobre el problema de la existencia de discriminación por sexo en la profesión médica. Los datos y los testimonios revelan que hoy dia existe de forma muy extendida y a un nivel alto una discriminación de la mujer médica. Sin embargo el problema parece que alcanza cotas más graves en el ámbito de la cirugía. En el siguiente artículo, titulado Son cirujanas pero sus colegas varones las llaman “chicas, se aborda la situación de la discriminación de las mujeres cirujanas, especialmente ejercido por sus propios colegas varones y cuadros dirigentes de sus propias instituciones colegiales y educativas. También aquí se realiza una revisión que incluye artículos de opinión relevantes y de impacto mediático y fuentes testimoniales de cirujanas afectadas. Las conclusiones respecto al problema en cirugía parecen apuntar a que el grado de discriminación de las cirujanas podría ser superior al de otras mujeres médicas en otras especialidades. Finalmente traemos las opiniones de una cirujana ortopédica americana, Nancy Shipley, vertidas en un reciente post: ¿Cómo pueden las cirujanas cambiar la cultura dominante sin alienar a la mayoría?, aquí esta colega llama la atención sobre la necesidad de que las mujeres cirujanas, ante el desprecio o discriminación que reflejan muchos de los comentarios de compañeros, mantengan la calma y no caigan en posturas extremas. Lo que ellas deberían de hacer es, precisamente reconocer a esa “mayoría silenciosa” de colegas varones y trabajar con ellos para que se produzca la concienciación de estos sobre la forma de solucionarlo…la Dra Shipley nos muestra así, un buen e integrador método para empezar a cambiar la cultura machista en nuestra profesión. En conjunto, las consecuencias de mantener esta situación de discriminación grave que padecen las mujeres médicas y cirujanas pueden tener un serio impacto en la medicina y la cirugía como profesión y en su papel socio-sanitario. Por ello es preciso con urgencia que las propias instituciones de los médicos (sociedades científicas, colegios médicos) y las educativas (universidades, facultades de medicina), se sensibilicen frente a este problema y tomen medidas, de entrada explorando su magnitud en determinados ámbitos geográficos y especializados, denunciando el estado del problema e implementando acciones concretas. 

El ultimo artículo que cierra este mes de la Dra Esperanza Romero y un grupo de investigación de atención primaria multidisciplinar, “Eficacia de un programa educativo sobre el consumo de alcohol para profesionales de atención primaria”, es un original de investigación con diseño cuasi-experimental, pre-post intervención, que trata de comprobar la efectividad de un programa formativo, para profesionales de centros de salud. Sus resultados muestran  que las habilidades de comunicación, conocimientos y actitudes de los participantes para detectar consumo de alcohol, mejoran, como consecuencia de este programa de actividades formativas.



     

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pedro R. dice:

    Excelente artículo. Es importante leer e informarnos sobre este tema, ya que aún nos queda mucho camino por recorrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *