Las actitudes y los hábitos profesionales: a propóstito de la “ética de las pequeñas cosas”.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Magnífica revisión, que a mi entender se completaría viendo el “polo opuesto”.

    Si en un plano dialógico ponemos a un lado la Ética de la Virtud (con sus preceptos y hábitos tenidos por “buenos” A PRIORI), en el otro extremo se ubicaría el Utilitarismo: nada es inmoral de entrada, salvo por sus consecuencias. En su formulación más brutal, sería aquello de que “el fin justifica los medios”.

    Mis alumnos de 4º de Medicina creen que el utilitarismo no tiene ninguna vigencia en Medicina, pero olvidan que su principal antídoto, el Principio de Justicia, es el más reciente en la Historia de la Medicina. De vez en cuando se censura/condena a un médico por realizar ensayos clínicos sin supervisión, por falsear datos en aras de un pretendido bien superior, por suplantar al enfermo en peticiones de usos “compasivos”, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *