Una residente de trauma en Medicina de Familia: Carta abierta a su Tutor de Primaria

 

consulta médicaAlicia Ramírez Roldán . Residente de 1er año de Cirugía Ortopédica y Traumatología Hospital Comarcal de la Axarquía (Málaga)

Resumen: Se trata de una carta abierta de una residente de traumatología a su tutor de primaria sobre su experiencia de rotación por Medicina Familiar y Comunitaria, dentro del marco de formación de especialistas en Andalucía que contempla la rotación en esta especialidad de atención primaria de residentes de especialidades exclusivamente hospitalarias (instrucción de la Consejería de Salud #1/2006 de 30 de Octubre).  Este testimonio representa un buen botón de muestra de lo enriquecedor y formativo que supone para los residentes hospitalarios la rotación en primaria, especialmente en los aspectos más especializados de la práctica clínica de la medicina de familia: como son la visión/valoración integral del paciente, la adquisición de habilidades de relación, preventivas, el enfrentarse con la incertidumbre, concienciación sobre el uso de recursos diferente a la que ofrece (no ofrece) el hospital, nueva visión sobre el profesionalismo médico (lo que ofrece y significa el ser médico) y la incorporación de los aspectos contextuales como ayuda diagnóstica y para el manejo terapéutico entre otros.

He de decir que cuando supe que iba a rotar por Medicina Familiar y Comunitaria me impactó un poco y no me imaginaba qué me podía aportar esta rotación en mi especialidad; ahora, que ya he terminado, lo sé; una nueva perspectiva del paciente y de la práctica médica.

El hospital es mucho más burocrático, no se dialoga tanto con el paciente y no se pone en práctica algo tan valioso de la entrevista clínica como “la negociación”, quizás porque allí tenemos todo a nuestro alcance y preferimos darle al usuario lo que pide aunque nuestro sentido común nos diga lo contrario. Me ha sorprendido también la visión tan integral del paciente que se tiene en atención primaria, incluyendo su marco social y afectivo, aspectos que de no haber pasado por el centro de salud ni siquiera hubiera pensando que existían cuando, por ejemplo, le pongo anestesia local a un paciente antes de la intervención. Además, en la consulta y sobre todo los días que he estado en urgencias en el centro de salud he podido pararme a pensar, a ser consciente de la incertidumbre que manejo como dices tú, y a desarrollar ese “ojo clínico” que la gran batería de pruebas complementarias disponibles en el hospital no deja salir a la luz.

Es aquí, en el centro de salud donde adquieren sentido las llamadas prevención primaria y secundaria, que hasta ahora sólo había visto en los libros, y que día a día se hacen patentes en la consulta, y de las que me siento orgullosa de haber podido formar parte este tiempo.

Citologías, medición de altura uterina, extracciones, curas, programas de salud… son algunas de las habilidades que he podido adquirir durante mi rotación y que me han hecho ser más médico.

Durante estos dos meses he visto una gran variabilidad de pacientes, algunos más demandantes que otros, hipocondríacos, desafiantes, dependientes, confiados, cariñosos… pero todos buscan algo en común en su médico de familia, una figura que les asesore, que les aconseje, que les cure o que les alivie y si no puede, que luche por buscarles una solución; en definitiva, alguien en quien puedan confiar.

Bien es cierto que la atención primaria también tiene cosas negativas, como la presión asistencial a la que estáis sometidos los médicos de familia por la exigencia cada vez mayor de los pacientes y el hecho, de que seáis la trinchera que se enfrenta a pacientes en paro, deprimidos y quemados por la crisis que pagan con vosotros muchas veces los recortes en sanidad; pero quizás, lo más injusto de todo y a lo que yo no le veo sentido, es que se os limite las pruebas complementarias a las que podéis acceder y que os veáis obligados a derivar a otro compañero que sí pueda pedirla, porque esto además de ilógico en mi opinión, os quita autoridad frente a vuestros pacientes.

Las urgencias del centro de salud son un tema también interesante ya que aunque es bueno tener un servicio de urgencias 24 h, creo que sería necesario racionalizar la atención a aquellos pacientes cuyos médicos de familia y pediatras tuvieran cita ese mismo día, creando así un poco de conciencia cívica.

En definitiva, mi balance global de la rotación por Medicina Familiar y Comunitaria ha sido muy positivo, no sólo por todo lo que he aprendido sino por los maravillosos profesionales que han participado en mi formación; personas dedicadas, motivadas, y muy competentes.

Gracias Pepe por tutorizarme durante estos dos meses, eres un referente como médico de familia y como persona. Me llevo de ti, de Pilar, de Mercedes, de cada uno de vosotros y de cada uno de los pacientes una enseñanza y muy buenos momentos.

     

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. Reyes Toledo dice:

    Gracias por esta carta ,soy médico de familia y te agradezco que reconozcas nuestro trabajo ,espero tenerte de Traumatologa algún día ,donde podamos colaborar,el paciente lo agradecerá .Tienes razón nosotros trabajamos frente al paciente con una visión global ,un fonendo y ahora mucho ordenador con una presión asistencial y sin muchos de los medios que tienen en el hospital .Gracias y saludos

  2. Reyes Toledo dice:

    Y felicidades a tu tutor ,un profesional que te ha trasmitido lo que es el papel del médico de familia y a ti mucha suerte .

  3. FELIPE DELGADO PRIETO dice:

    Simplemente gracias por tu reconocimiento.Un medico de familia.

  4. Jose luis Martinez Montes. Traumatologo dice:

    Me ha parecido muy enriquecedor. Honestamente creo que la continuidad, conocimiento y reconocimiento entre los distintos niveles son muy enriquecedores. De alguna manera habria que propiciarlos. Sinceramente creo que es un topicazo pensar que alguno de los niveles conoce al otro mejor o peor. Hay de todo en todos sitios. Algo de la mas frustante es la sensacion de que solo se nos anima a propiciar el contacto para conseguir mejorar determinados indicadores (tasas de derivacion, prescripciones mas ajustadas a guias, etc) cuando si de verdad creyeramos en los procesionales, sabriamos que el mero hecho de hacer que buena gente se conozca y trabajen juntos y compartiendo valores y espacios, terminaria haciendo que las cosas funcionen mejor y todos seamos mejores sanitarios. La carta es esperanzadora y anima a seguir luchando por ello.

  5. Alicia Ramírez Roldán dice:

    Gracias a vosotros por los comentarios tan halagadores que me habéis hecho. Perdonad mi tardanza pero los vi hace pocos días y creía de recibo contestaros.
    En ningún momento me imaginaba cuando escribí estas líneas que iba a tener la repercusión tan positiva que ha tenido, ello me satisface enormemente.
    Si algo he aprendido, es que lo que importa no es la especialidad sino la profesionalidad; luchar de forma no interesada por un objetivo común y verdadero; el paciente; es lo que hará que nuestra sanidad salga adelante.

    Un Saludo.

    Alicia Ramírez

  6. Llanesalcubopuntocom. dice:

    ” Durante estos dos meses he visto una gran variabilidad de pacientes, algunos más demandantes que otros, hipocondríacos, de safiantes, dependientes, confiados, cariñosos… pero todos buscan algo en común en su médico de familia, una figura que les asesore, que les aconseje, que les cure o que les alivie y si no puede, que luche por buscarles una solución; en definitiva, alguien en quien puedan confiar ”

    Indicador-llave-clave.Es motivador el ver reflejado en tan pocas líneas tantas reflexiones a media luz.Estamos en una encrucijada difícil de despejar,pero no por ello hemos de cejar en el impulso que creo hacemos la mayoría de tutores de MF y C, sobre la finalidad de nuestro ” oficio ” : los pacientes-clientes-usuarios , no son en SÏ de nadie, y a la vez de TODOS quienes compartimos el oficio.Me apena sobre todo aqúellos médicos de cabecera (/ MAP , MF ,MG ) que una vez establecidos por la razón que sea , en algún lugar del organigrama hospitalario, reniegan de sus colegas del ámbito familiar y del entorno del paciente; entiendo el miedo escénico y la fascinación del hospital ( que a mí no me seduce en absoluto ) ,pero nuestro encuentro descarnado del dia a dia CON esos nuestros clientes ,viene a ser como el estar a 200 mts hacia el centro de la tierra en la minarespecto al trabajo a cielo abierto.Me apetecía decirlo y así lo hago, para bien o para lo que seriese….CBR.Saludos

  7. Un gusto leer con tanta claridad y precisión a una colega de otra especialidad y nivel de atención
    Sobre el quehacer del médico especialista de primer nivel de atención.
    Es todo un reto, oportunidad y privilegió atender y servir integralmente a nuestros pacientes y no sólo
    A ellos, sino a su núcleo familiar! Somos la estructura donde se ancla la buena salud y donde las otras
    Especialidades de 2o y tercer nivel (tan importantes como la nuestra) culminan con la misión
    de servicio del Médico!
    Con esa visión no dudo q serás una gran traumatóloga !!!

  8. Juan D. Tutosaus dice:

    No sabéis lo que me alegra leer estos comentarios un año después de mi jubilación, tras la que mi única actividad profesional es la continuidad en la colaboración con AREDA.
    Participé desde la Consejería, REDECA y mi Hospital (V. Rocío) en el diseño e implantación de esas rotaciones en las que muy pocos creían. Conocí a José Luis Martínez Montes cuando estaba de Jefe de Estudios en V. de la Nieves, en donde organizó la reunión de REDECA del año 2000 y guardo de él una excelente impresión.
    Os deseo que sigáis disfrutando en estos temas, a pesar de la crisis (en chino = a peligro+oportunidad).
    Un abrazo a todos, especialmente a José Luis

  9. Yasmin dice:

    Hermoso, gracias, saludos de Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *