Estrategias Docentes: Hojas de observación de la Consulta para estudiantes

Jose R Loayssa

Las practicas de los alumnos de medicina, y en cierta medida las estancias iniciales de los residentes de primer año en el centro de salud suponen un gran reto para el tutor. Los aprendices pasan mucho tiempo observando la actividad del tutor o de otros profesionales y su dedicación a actividades clínicas autónomas es menor. Aunque sea recomendable aumentar el número de actividades de las que los estudiantes son protagonistas activos, es también necesario aumentar la “actividad” de los estudiantes en los momentos en los que su principal papel es el de observar.

Con esa finalidad creamos hace algunos años una hoja de seguimiento de la consulta para los estudiantes que rotaban por los centros de salud de Navarra. Los objetivos que buscábamos eran:

  1. Potenciar y registrar el aprendizaje directo del paciente.
  2. Facilitar el repaso de temas clínicos sobre problemas clínicos específicos.
  3. Facilitar la capacidad sintética.
  4. Promover una actitud de aprendizaje activa y atenta
  5. Dotar de un medio para estimular la reflexión de lo observado.
  6. Aumentar el diálogo con el tutor: Contribuir a una discusión mas sistemática y pertinente entre el tutor y el estudiante
  7. Aumentar la capacidad de observación de las repercusiones personales de la enfermedad.
  8. Contribuir a valorar las experiencias en las que el estudiante tiene en el centro de salud.
  9. Contribuir a la evaluación del estudiante especialmente de su capacidad de detectar pacientes con potencial de aprendizaje y de plantearse dudas y preguntas

La hoja incluye varios apartados. Los dos primeros están dedicados a registrar los datos clínicos y no clínicos del paciente. En el apartado de puntos de aprendizaje se anotan los conocimientos y habilidades que el estudiante ha adquirido durante la visita con el paciente o en el comentario que ha realizado sobre este con  el tutor. Invitamos al estudiante a  consultar al tutor las dudas y sugerencias que se le planteen en el mismo momento o al finalizar cada consulta. Dudas que le faciliten la comprensión de lo sucedido en la consulta y de la razón de las decisiones clínicas tomadas. Le pedimos que también registre estas en su apartado correspondiente.

Se invita  comentar con el tutor lo más relevante y las lagunas que el aprendiz ha detectado al  menos una vez por semana, y entre ambos planificar el modo de aprendizaje que más se ajuste a las necesidades para resolver estas dudas surgidas , a ser posible en el propio centro de salud, comentando con el tutor u otros profesionales específicos y consultando la literatura, bien con el uso de libros, revistas  o por medio de búsqueda a través de Internet.

Evaluación.

Las hojas en sí no son objeto de valoración, ni calificación de ningún tipo. Sin embargo, son útiles como instrumento de valoración de la actividad clínica, la iniciativa en resolución de dudas, capacidad de autoaprendizaje, y también de la observación de las repercusiones psicológicas y sociales dela enfermedad. Todosestos aspectos de evaluación formativa. También pueden servir para indicar el “acoplamiento” del alumno a lo que es más específico de atención primaria.

Adjuntamos la hoja de registro que se da a los estudiantes y un ejemplo de registros reales realizados por alumnos.


     

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *