La Moratoria de los tutores madrileños de medicina de familia & la iniciativa de “Inmersión Clínica Precoz”

 

Autor:  Francisco de Vitoria                                                                                                                                               

Resumen: Aportamos aquí dos experiencia contrapuestas, por una parte una carta abierta de un médico de familia docente de postgrado de Madrid apoyando la moratoria docente que mantienen estos profesionales en Madrid y ofreciendo importantes razones de peso de por qué se solidariza con la postura de más del 85% de los tutores de medicina de familia de la capital que han declinado seguir con sus responsabilidades docentes con residentes. Se trata sin duda de una experiencia frustrante pero respetable y comprensible ante las condiciones en las que médicos de familia han venido realizando esa importante labor docente en los últimos años y donde él mismo apunta áreas de mejora concretas indispensables.

Como contrapeso ha esta visión crítica y negativa, traemos la noticia de una experiencia docente reconfortante e ilusionante en este caso proveniente del mundo educativo del grado. Se trata de la experiencia de inmersión clínica precoz que los estudiantes de 1º de medicina de la Universidad Francisco de Vitoria han experimentado durante dos meses. Lo que ha hecho esta jovencísima Facultad que dirige Fernando Caballero supone de entrada una coherente aplicación de la filosofía de Bolonia que nos anima a pensar que tal vez sea posible renovar los estudios de grado en nuestro pais de manera eficiente y pensando realmente en los estudiantes y la sociedad. Los estudiantes de 1er curso de Medicina de la Francisco de Vitoria han empezado a conocer y practicar la medicina de entrada, como sus homónimos americanos, ingleses u holandeses de una manera práctica y realista. Esperemos que su valiente ejemplo cunda, por lo pronto esta joven Facultad se convierte con esta iniciativa en una referencia y un hito en la educación médica de grado en nuestro pais: ¡enhorabuena!. Noticia completa aquí

Finalmente ofrecemos también otras dos “cartas abiertas” que son un buen ejemplo de las situaciones que están soportando muchos jóvenes profesionales que están trabajando en la práctica clínica. Sus testimonios también nos dan una idea de las condiciones en las que afrontan su trabajo. Muchos de los centros sanitarios docentes son similares a los de estas médicas. Desde Doctutor invitamos a nuestros lectores a denunciar situaciones docentes críticas como las que aguantan los tutores docentes de Madrid o condiciones de trabajo como las de estas dos compañeras, y seguramente otros muchos docentes clínicos, residentes y estudiantes sufren en centros sin embargo aún  “Acreditados y Universitarios”.

¿Por qué apoyo la Moratoria Docente de Madrid?

Jose Vizcaíno Sánchez-Rodrigo,

Médico de Familia, SERMAS, Tutor de Residentes de Medicina de Familia

Soy Médico de Familia en ejercicio desde hace 20 años, tutor de Residentes de Medicina de Familia desde hace 5 y con responsabilidad docente pregrado como Profesor Asociado de la Universidad Autónoma de Medicina de Madrid desde hace 6. Después de este tiempo en la Consulta y en la Docencia, sigo motivado por mi trabajo.

Apoyo la decisión de Moratoria Docente firmada por parte del 85% de los Tutores Postgrado de la Especialidad en Madrid este año, 2011.

A lo largo de mi ejercicio profesional no recuerdo ninguna convocatoria que hubiera adquirido este nivel de consenso por parte del colectivo médico. Sin duda es el reflejo de un malestar mayoritario por parte de los Tutores de Residentes de Medicina de Familia, lo que creo debería ser motivo de reflexión.

Creo que los Médicos tenemos en general, unas motivaciones más intrínsecas que extrínsecas, lo que en parte, nos diferencia del resto de profesionales. Probablemente por eso, en un momento dado, cada uno de nosotros aceptamos con ilusión la responsabilidad de la formación de Residentes.

No creo que la Administración haya cambiado su postura respecto al reconocimiento de la Docencia Postgrado, que considero ha sido nulo a lo largo del tiempo. Y si eso es así, ¿Por qué de repente aparece un malestar tan grande entre los tutores, cuajando en forma de apoyo masivo a la Moratoria Docente?

  • La Docencia postgrado es un engranaje complicado en el que coexisten muchos factores, actuando en coordinación para que el resultado sea operativo (presión asistencial, “agendas de calidad”, programa informático, organización de la consulta…). En la carta de opinión, con la que me identifico, publicada en este mismo blog (¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN MADRID? Visión de una moratoria. Autores: Paloma Seguido, Concha Álvarez Herrero y Paloma Elviro), se refleja en 6 puntos los motivos del malestar que estamos viviendo los Médicos de Familia en nuestra Comunidad. Desde nuestras Instituciones de Gestión, simplemente se han limitado a estirar, estirar y seguir estirando… hasta que se ha roto la cadena por el eslabón más débil, la Docencia Postgrado.

Desde mi punto de vista, la clave del problema, es entender que los tutores de postgrado necesitamos poder dedicar cierto tiempo al Residente, tras la consulta, para poder discutir casos (Aprendizaje Basado en Problemas), hacer búsquedas bibliográficas, confrontar puntos de vista, trabajar aspectos fundamentales de comunicación (poder analizar p.e, videograbaciones), argumentar orientaciones diagnósticas y terapéuticas, preparar Sesiones Clínicas, enseñarles a manejar la incertidumbre diagnóstica que nos acecha en la Atención Primaria… ¿En qué medida se ha valorado desde nuestras Instituciones Gestoras éste punto?

  • ¿Por qué no se pone en práctica algo que ya está contemplado, como es la asignación de cupos máximos de pacientes a los Tutores Postgrado, sin el subsiguiente castigo económico que actualmente supone?
  • ¿Por qué se recomienda un presión asistencial determinada en las consultas de los Tutores de Residentes, y no se hacen esfuerzos por acercarnos a esas cifras?
  • ¿Por qué a lo largo del tiempo ha tenido tan poco peso una labor de tanta responsabilidad como la Docencia Postgrado, en puntos claves como es la Carrera Profesional, los Concursos Oposición, los Concursos de Traslados? Estamos acostumbrados a que se valora, cuando se valora, de forma errática y arbitraria
  • ¿Por qué se nos exige reacreditarnos como Tutores Docentes Postgrado, y tras elaborar el documento con esfuerzo y tiempo de reflexión personal, uno percibe que nuevamente no ha sido más que un mero formalismo burocrático, que no ha servido realmente para ser utilizado con el fin con el que en un principio, quiero pensar, estaba diseñado?
  • No creo que todos los Médicos valgamos para una labor de tanta responsabilidad como es guiar a un Médico Residente en su formación. Nosotros mismos deberíamos exigir que se aplicaran criterios selectivos de acreditación y reacreditación (cuando éstos, ya están perfectamente contemplados por nuestras Instituciones Gestoras)
  • Por otra parte, entiendo que como Tutores de Residentes deberíamos pedir a nuestras Instituciones Gestoras una sensibilidad especial en aspectos claves, como pueden ser;
    • Días de Docencia para Cursos de Formación
    • Acceso a recursos bibliográficos en la Red
    • Tiempo establecido de Rotación del Tutor

Personalmente creo que mientras no valoremos nosotros mismos nuestra labor como Tutores de Residentes, y solicitemos asimismo que se nos valore por parte de la Administración, no vamos a avanzar…

Los puntos a los que hago referencia creo deberían ser básicos, y un buen punto de partida para un foro de negociación, en la que el objetivo final debería ser la Calidad de la Docencia Postgrado.

Por todo ello es por lo que en estos momentos apoyo la Moratoria Docente en Madrid.

Madrid, 29 de Mayo 2011

Un anuncio de Renuncia: Carta abierta de una médica sustituta a los gestores de Atención Primaria

Hola , soy Nani:

Hoy he estado haciendo una sustitución en un Centro de Salud.

Como siempre he doblado

Como siempre apenas si he tenido tiempo de respirar

Como siempre he pasado la consulta con risas… y consolando… y sin prisas

Como siempre he dado a mis pacientes lo mejor de mí y he solucionado no pocos problemas, muchos llamando con mi movil

Como p-o-c-a-s veces me han colado también los “no demorables”

Y cuando me he dado cuenta de que he estado a punto de “bordear” a una paciente (que por cierto se lo merecía por pedirme una ILT con la que quería “justificar” un viaje a Londres), cuando me he dado cuenta que después de más de 55 pacientes ya no era yo,…a las 13:52 he llamado al distrito…y he renunciado al resto del contrato. Pero he seguido viendo más pacientes…

Me he despedido a las 15 hs del Sr Director…que no ha parado de decirme lo maravillosamente que va el Centro de Salud desde que él ha tomado las riendas. Y que si le hubiera pedido a él el F-A-V-O-R, él me hubiera ayudado…

Me he ido feliz por poder renunciar (veremos la sanción, esa es otra), y de seguir teniendo capacidad para reirme de todo esto,…por no llorar ¡claro!

Creo que cada uno en su puesto hemos de reivindicar una Sanidad Pública y de Calidad. Una Sanidad en la que los directivos que no exploten a su gente tengan más productividad que los explotadores.

Una Sanidad que heredaremos!!!!!!!!!!…da miedo, Ehhhhhhhhh!!!!

Espero que nosotros en algún momento despertemos y enseñemos los dientes a estos gestores?????????

Besos

Nani

(Nani es: Ana Gómez Gámez, Médica de família en Málaga)

Nuevos tiempos para la medicina

Naira Huertas – Don Benito, Badajoz –

Publicada en ELPAIS 21/05/2011 sección Cartas al director

Desde que era una niña sabía lo que quería ser de mayor: médico. Lo fui. Años más tarde y después de aprobar las oposiciones, presto mis servicios como médico de Urgencias en un hospital comarcal. Y ahora no me reconozco, hasta yo me asusto cuando me escucho hablar de mi profesión.

A veces se me olvida que estoy haciendo lo que siempre he querido. Entre bastidores mis compañeros rumorean «que no hay marcha atrás, que hasta dónde vamos a llegar, que habrá que acostumbrarse a estos nuevos tiempos…». Yo me niego a pensar que las cosas son así y a aceptar que la solución sea mirar hacia otro lado. ¿Cómo no vamos a poder cambiar entre todos la situación de los servicios de Urgencias de los hospitales y mejorar?

Carta completa en:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Nuevos/tiempos/medicina/elpepuopi/20110521elpepiopi_11/Tes

     

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *